10 consejos al comprar un aire acondicionado

Volver a Entradas

10 consejos al comprar un aire acondicionado

Aunque parezca una tarea muy fácil, comprar un aire acondicionado tiene sus condiciones y posibles situaciones a evaluar antes de hacer la compra. Lo ideal es evaluar todos estos aspectos para que una inversión en este equipo sea óptima sin generar ningún tipo de impacto negativo en el día a día.

 

A la hora de comprar un aire acondicionado lo primero que se debe analizar es si verdaderamente se le dará el uso según el espacio, temporada del año, grupo familiar y otros aspectos que bien vale la pena conocer, para realizar la inversión correcta en este tipo de compras, los siguientes consejos pueden ser muy útiles a la hora de decidir comprar un aire acondicionado en una época como el verano, donde resulta vital poder climatizar el hogar.

 

  1. ¿Dónde será ubicado el aire acondicionado?: Muchas personas cometen el error de comprar un aire acondicionado para un área específica sin saber la ubicación exacta. Este es el primer paso que debe darse: conocer el espacio a detalle. La altura, el tipo de pared, el tamaño de la habitación, otra fuente de ventilación, la cantidad de ventas o puertas, todos estos aspectos son fundamentales, primero para que pueda ser instalado sin problema y luego que funcione de manera óptima.

 

  1. Conoce la ventilación alterna al aire acondicionado: Uno de los aspectos primordiales a la hora de comprar un aire acondicionado, no solo es saber dónde será instalado, sino evaluar la ventilación alterna que pueda existir en la habitación. Las puertas y ventanas, así como conductos o filtros, pueden tener un impacto directo en la capacidad del aire acondicionado, por lo que evaluar su ubicación final va directamente ligado a este aspecto.

 

  1. Escoger el modelo que se ajuste a las necesidades: Para comprar un aire acondicionado es vital conocer los tipos de unidades que existen, desde los que van en la pared, ya sean Split o Portátiles, hasta los que requieren de una instalación con mayor detalle como los Multisplit o Centralizados, cada uno posee características propias que pueden maximizarse según las necesidades de cada caso.

 

  1. Escoger un modelo amigable: Aunque en el mercado de los aires acondicionados existan miles de marcas, lo ideal es escoger un modelo que sea amigable en función a quienes van a manipularlo. Con botones entendibles, prácticos y con potencia adecuada, lo ideal es manipular el equipo antes de adquirirlo.

 

  1. Acudir a un instalador profesional para determinar la potencia correcta: Debido a que la potencia está asociada a la cantidad de energía que consumirá el aire acondicionado, a la hora de hacer la compra final, es recomendable que un instalador profesional inspeccione el espacio de manera técnica para determinar cuál es la potencia ideal para ese espacio.

 

  1. Comprar el equipo fuera de temporada: Lo común es querer comprar un aire acondicionado cuando el calor es insoportable, resulta mucho más accesible hacer esa inversión en el invierno, debido a la poca demanda las promociones y competitividad de precios es mucho más accesible. Las compras fuera de temporada también garantizan que la instalación sea mucho más rápida.

 

  1. Comprar el equipo directamente en las tiendas oficiales de la marca: Aunque puedan existir muchos establecimientos que revenden los equipos de otras marcas, lo ideal es comprar un aire acondicionado donde se trabaje directamente con la marca para garantizar que los aspectos técnicos se cubran a cabalidad.

 

  1. Calcular la frigoría de las habitaciones antes de hacer la compra: La frigoría se refiere a la capacidad de un aire acondicionado de enfriar un espacio específico. Para conocerlo la frigoría de la habitación donde irá el aire acondicionado que se va a adquirir, se deben multiplicar el largo por el ancho y luego por la altura, ese total se multiplica por 50 y esa será la frigoría que se debe cubrir con el aire acondicionado. Ese número se puede suministrar a los vendedores a la hora de comprar un aire acondicionado.

 

  1. Acondicionar la habitación: Después de comprar un aire acondicionado, lo ideal es que funcione correctamente, para eso se recomienda que la habitación esté acondicionada para ello, lo primero es escoger un color claro para la habitación, ya que los blancos o colores pasteles, hacen que la temperatura se mantenga, mientras que los colores oscuros, hacen que rebote el frió.

 

  1. Planificar horarios: Debido a que el aire acondicionado se convierte en una necesidad en épocas como el verano, lo ideal es establecer un horario de uso. Un buen truco es programar que el aire se apague una hora antes de la alarma para despertar, así el sueño se regula cuando el cuerpo sienta que se empieza a climatizar. Este truco permite regular el uso del aire acondicionado y por ende el costo en la factura del servicio eléctrico.

 

 

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!
Nosotros te ayudamos
close-link