TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!

Nosotros te ayudamos
14 noviembre, 2019 12:03 pm

Calefacción: cómo evitar abusar de ella por nuestra salud

Año tras año nos proponemos ahorrar en calefacción, mantenerla a una temperatura más baja o tener bien aislado el hogar pero, ¿Pensamos en cómo afecta a nuestra salud? Se ha constatado en numerosos estudios que hay riesgo para nuestra salud en lo que respecta a los cambios bruscos de temperatura frío-calor. De hecho, cada vez son más los expertos que determinan que se deben reducir los niveles de contaminación.

¿Sabías qué una investigación británica reveló que hay relación directa entre la obesidad y el uso excesivo de la calefacción? Por lo visto el no permitir que el cuerpo esté expuesto al frío reduciría la posibilidad de que aumentase el gasto energético.  Sea como sea, nos centramos en lo realmente importante. Conoce cómo evitar abusar de la calefacción por tu salud con unos sencillos consejos.

Riesgos de salud asociados al uso de calefacción

Los seres humanos necesitamos el frío tanto como el calor. Y, más aún, la humedad. Esta es la que mantiene las mucosas humectadas así como nuestra piel libre de sequedad. Por supuesto, si hay una carencia de humedad a causa de la calefacción, corremos el riesgo para nuestra salud de que desarrollemos problemas en las mucosas, en la vista y en la piel por sequedad.

Asimismo, tendemos a correr más riesgo de padecer gripe y resfriados debido a los cambios de temperatura, entre la externa y la del hogar. También la calefacción de radiador excesiva y durante demasiado tiempo tiene el riesgo de que padezcamos de más alergias. ¿Sabías qué incluso se ha advertido que una calefacción por encima de los 26ºC tiene como consecuencia una bajada en las defensas y, en general, en nuestra salud?

Del mismo modo, se ha constatado que se puede sufrir un agravamiento en ciertos estados de salud como es el caso de los problemas circulatorios o cardiovasculares. Aparte de estos problemas para tu salud, el medio ambiente también sufre por el abuso de la calefacción. Por así decirlo, no es solo nuestra salud sino también la salud del planeta.

Cómo no abusar de la calefacción por tu salud

Según la Organización de Consumidores (OCU), la calefacción es la mayor factura energética de los hogares españoles, con un coste del 47% que puede aumentar en el caso de que provenga de la electricidad y no del gas natural. Por ello, no solo tu salud será beneficiada sino que si no gastas tanto en calefacción tu economía también mejorará.

Antes que nada resultará imprescindible que la instalación no tenga pérdidas y que por tanto, exista una eficiencia energética previa. Esto no es tanto por tu salud como por tu economía. Pero es que, además, tendemos a subir la calefacción cuando esta no cunde lo suficiente en el hogar. No olvides que cuando subes la temperatura a más de los 21ºC recomendados – especialmente a partir de los 26ºC – puedes tener problemas de salud.

Estos problemas de salud están relacionados con el exceso de uso de calefacción son la la sequedad de la piel y de las mucosas. Además, te recomendamos que no tiendas la ropa directamente en los radiadores ya que esto puede agravar condiciones tales como las alergias. Si vives en un lugar muy húmedo, las cosas cambian y necesitas saber que podrás aumentar la calefacción hasta los 21-23ºC.

Durante la noche, no debería ser una temperatura superior a los 16-18ºC para poder dormir correctamente. Quizás no sabías que el gasto en calefacción aumenta aproximadamente un 7%. Por cierto que con todos estos consejos no solo conseguirás ahorrar y tener una mejor salud sino que el uso de calefacción de manera responsable es óptimo para un planeta más sostenible.