Cómo duplicar la vida útil de tu calentador de agua

Volver a Entradas

Cómo duplicar la vida útil de tu calentador de agua

La vida útil de un calentador de agua oscila entre los 8 y los 12 años, sin embargo puedes llevar a cabo diferentes pautas para alargarla un poco más y llegar incluso a duplicarla. Te contamos cómo alargar la vida de tu calentador de agua con sencillos trucos en tu día a día.

Como es lógico, y dado lo importante que es en nuestros hogares, queremos maximizar la vida útil de nuestro calentador de agua. También queremos estirar un poco más la inversión que hicimos en su día por ello es preciso saber cómo mantener tu calentador funcionando en condiciones óptimas durante el mayor tiempo posible. Depende de ti.

Y es que, pese a su enorme calidad debemos tener en cuenta que los calentadores de agua no duran para siempre, tarde o temprano tendremos que comprar uno nuevo pero ¿por qué no llevar a cabo ciertas tareas de mantenimiento? Por ejemplo, algo tan sencillo como enjuagar el tanque del calentador de agua puede ayudar a duplicar su vida útil.

Date cuenta que, dependiendo de la zona dónde vivas, el agua puede ser más o menos dura con altos niveles de magnesio y calcio. El agua dura puede resultar especialmente difícil para los calentadores de agua ya que a medida que el agua se calienta, los minerales forman sedimentos que se acumulan en el fondo del tanque.

El sedimento también puede introducirse en el suministro de agua. Independientemente de cómo tu calentador de agua acumule sedimento, esto puede crear todo tipo de problemas incluido la reducción de la eficiencia del calentador de agua al cubrir el elemento del calentamiento inferior (en el caso de un calentador eléctrico) o el quemador en un calentador de gas.

Al aislar el agua de la fuente de calor, el fondo del tanque puede sobrecalentarse y dañar el revestimiento del tanque y debilitarlo. Este es el primer paso para que tenga lugar una fuga irreparable a medida que tu tanque comienza a corroerse de adentro hacia afuera.

¿Cómo prevenir la acumulación de sedimentos?

 

Te aconsejamos que una o dos veces al año drenes la válvula de drenaje de tu calentador de agua. Si el agua sale limpia, puedes cerrar la válvula y continuar utilizándolo normalmente.  Sin embargo, si notas que hay una gran cantidad de suciedad es importante llevar a cabo una descarga completa. Lavar el tanque cada año es una manera simple de mantener en perfectas condiciones tu calentador de agua.

Es importante tener en cuenta que la corrosión es el enemigo número uno de los calentadores de agua. Una vez que el tanque presenta una fuga, no hay forma de arreglarlo y la única opción es comprar un nuevo calentador de agua.

Los fabricantes de calentadores los diseñan para resistir la corrosión al revestir los tanques con vidrio e instalar varillas de ánodo dentro del tanque. Una varilla de ánodo es una varilla de metal que cuelga dentro de tu calentador de agua. A menudo está fabricada de aluminio, zinc o magnesio.

La barra del ánodo está diseñada para descomponerse a través de un proceso llamado electrólisis para salvar el tanque de acero del calentador de agua.  Una vez que la varilla del ánodo ha sido carcomida por la corrosión, el tanque de acero comenzará a romperse. Sin embargo, si reemplazas la varilla de ánodo, protegerás sobremanera tu tanque.

Puedes proteger el tanque de tu calentador de agua verificando la varilla del ánodo al menos una vez al año y reemplazándola según sea necesario. Algunos calentadores de agua tienen dos varillas de ánodo para protección adicional. Recuerda, que al reemplazar la varilla del ánodo cuando sea necesario y enjuagar el tanque regularmente, evitarás que el tanque del calentador de agua sea carcomido por la corrosión. Estas dos medidas preventivas pueden duplicar la vida útil de su calentador de agua.

 

 

calentador electrico

 

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!
Nosotros te ayudamos
close-link