Cómo mejorar la calefacción en una empresa

Volver a Entradas
calefacción

Cómo mejorar la calefacción en una empresa

Se suele decir que cuanto más a gusto estén los trabajadores en una empresa, mejor rendimiento tendrán. Y esto no solo pasa por tener un buen ambiente de trabajo, una buena relación entre compañeros y disponer de los recursos esenciales para llevar a cabo las tareas encomendadas sino también en un ambiente confortable y acogedor, y esto pasa en grosso modo por disfrutar de una buena calefacción en la empresa. (LEER MÁS)

Sin embargo, una buena calefacción no solo es gastar más ni mucho menos. Cualquier empresa puede mejorar energéticamente hablando si hace un uso inteligente de dicha calefacción. Conseguirá gestionarla de una manera más eficaz y aprovecharla de la mejor manera posible. Y quizás te preguntes “vale pero ¿cómo?”. Aquí te ofrecemos algunos consejos para mejorar la calefacción en una empresa, ¡ponlos en práctica ya!

Un buen aislamiento

Qué duda cabe que un buen aislamiento en tu empres ayudará a mejorar el rédito que le des a tu gasto en calefacción. Detecta aquellos puntos dónde escapa el calor y ponles remedio, evita que éste huya. Tapa rendijas, vigila que las ventanas se cierren bien, que no haya huecos en las cajas de las persianas…

Ventilación sí, pero no mucho

En una empresa puede trabajar mucha gente y el “olor a humanidad” puede recargar el espacio. Por eso te recomendamos que al finalizar la jornada laboral, ventiles la oficina al menos durante un cuarto de hora para regenerar el aire. Evita así hacerlo por la mañana cuando el frío de primeras horas de la mañana es más intenso y al ventilarla puede enfriar más el espacio.

Suelos de madera

Una manera de mejorar la calefacción de tu empresa es sustituir el suelo actual por madera ya que este material canaliza mejor el calor de la calefacción, lo retiene más y por tanto te hará gastar menos en energía. ¡Con el parquet todo son ventajas!

Purga los radiadores

¿Sabías que debéis purgar los radiadores de tu empresa? Eso ayudará a que funcionen mejor y sean más efectivos sin tener que sobrecargarse. Por supuesto evitad poner sobre ellos ropa o cualquier material que los colapse y con ellos el calor.

La temperatura ideal

Es un tema conflictivo pero debéis de elegir por unanimidad la temperatura de la calefacción, ya que siempre habrá trabajadores que se hielen y otros que se asen. Al final se trata de ser democráticos y debe imperar la elección de la mayoría pero vamos, unos 22 grados como mucho es una temperatura correcta en invierno. Además debes saber que por grado centígrado que se calienta un edificio o vivienda, el consumo energético aumenta un 7%, al igual que el gasto en calefacción y emisiones de CO2.

Programar la calefacción

Una opción para mejorar la calefacción de tu empresa es programar unas horas de encendido y apagado de la calefacción en función del horario en el que haya más personas dentro de las instalaciones. Así el mayor consumo de energía será mucho más aprovechado.

 

calefacción

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!
Nosotros te ayudamos
close-link