Dormir con la calefacción puesta, ¿sí o no?

Volver a Entradas

Dormir con la calefacción puesta, ¿sí o no?

Llevamos todo el día fuera, y volvemos a casa muertos de frío. Queremos protegernos de las bajas temperaturas del invierno, cenar algo calentito y dormir plácidamente al abrigo de nuestro edredón. ¿Cuál es una opción recurrente para muchas personas? Dormir con la calefacción puesta pero ¿es esto sano? Te resolvemos la duda…

 

¡Ay, qué bien es dormir tan calentitos y acurrucaditos bajo de un edredón! ¿verdad? una auténtica gozada. Si encima lo haces durante 8 horas y sobre un colchón de calidad, tu cuerpo recuperará las fuerzas necesarias para descansar y recargar energía durante la noche pero ¡ojo! Cuidado con forzar este “escenario” ideal y abusar de la calefacción, ¿es bueno dejarla encendida durante las horas de sueño?

 

¿Verdad que tanto por salud como por economía, no duermes todas las noches con el aire acondicionado puesto? Quizás esas noches tropicales insufribles pero que, afortunadamente, solo ocurren en días contados. Pues lo mismo debes hacer con la calefacción y por los mismos motivos. En cualquier caso: nunca fuerces la temperatura de tu cuerpo en cualquier parte del año y menos para dormir.

 

Calefacción, noche y salud

 

Dormir con la calefacción puesta puede ser una tentación demasiado apetecible pero ¿sabías que podrías estar perjudicando a tu salud? Te recomendamos bajar las persianas unas horas antes de irte a dormir, o durante toda la tarde si vives en una zona demasiado fría. Y encender la calefacción una hora antes de irte a la cama. Luego o bien la apagas o la programas para que en un determinado tiempo lo haga por ella misma consiguiendo así un ambiente apetecible y cómodo durante toda la noche.

 

Abusar de la calefacción durante toda la noche puede jugar una mala pasada a tu salud. Por ejemplo, un ambiente demasiado reseco provocará que se rebaje la humedad de nuestra piel y mucosas por lo que podemos tener molestias sobre todo a nivel respiratorio: levantarnos con la garganta seca, nariz en taponada, sequedad en la laringe o que nuestras defensas no produzcan la mucosidad adecuada. No eliminaremos bacterias y por tanto seremos un caldo de cultivo propicio para gripes y catarros. También nuestros ojos lo padecerán, tendremos más sequedad al día siguiente y nuestra piel se encontrará más descamada y con sensación de picor.

 

Calefacción, noche y energía

 

A efectos energéticos es un abuso dormir con la calefacción puesta. No lo decimos nosotros, lo recomienda el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) que también aconseja ventilar la casa por las mañanas al menos durante 10 minutos entre que desayunamos, nos damos una ducha y salimos para irnos a trabajar. Y es que la temperatura de nuestra casa no debe ser mayor a 21C y por las noches, nuestra habitación no superar los 17C en invierno.

Ten en cuenta que por cada grado de calefacción que aumentemos, el consumo de energía se incrementará un 7%. Además, por la noche la factura energética aumenta en España por lo que si mantenemos la calefacción encendida, ésta puede traducirse en una factura destacada a final de mes.

 

Así que recuerda: sí, es malo dormir con la calefacción puesta durante la noche, tanto para tu salud, como para tu bolsillo y para el medio ambiente. Haz un uso responsable de la calefacción y mantén tu casa agradable sin necesidad de abusar.

 

calefacción; dormir; cobragas

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!
Nosotros te ayudamos
close-link