¿Por qué mi aire acondicionado no enfría?

Volver a Entradas
aire acondicionado

¿Por qué mi aire acondicionado no enfría?

Un aire acondicionado que no enfríe es un gran problema, después de todo esa es su principal función. Cuando tu aire acondicionado no funciona como debería, es frustrante porque consume mucho tiempo para ejercer su labor y al final el aire frío que suelta es leve o nulo. Te damos algunas pistas para que identifiques porque no enfría tu aire acondicionado. (LEER MÁS)

Hay varias razones por las que tu aire acondicionado puede estar fallando. Vamos a analizar cada una de ellas y saber cómo solucionarlo.

  1. Su termostato no está cooperando

Lo primero que debemos analizar es el termostato. Asegúrate de que tu termostato no solo esté configurado en la opción “ENCENDIDO” sino que además también está en “FRÍO”. Prueba que funcione configurando el termostato varios grados más frío que la temperatura indicada.

Si puedes escuchar el funcionamiento del aire acondicionado, pero minutos más tarde aún no se percibe aire frío en las rejillas de ventilación, es posible que el termostato y tu cableado eléctrico no funcionen correctamente. Arreglar este problema es mejor dejarlo en manos de un profesional.

También asegúrate de que todas tus ventanas y puertas están cerradas herméticamente, y que los respiraderos de suministro y retorno están abiertos y desbloqueados. Es fácil olvidarse de pequeñas cosas como estas.

  1. Un interruptor se ha disparado

Tu aire acondicionado funciona con electricidad. Si no llega la electricidad a tu aparato significa que no hay aire fresco que disfrutar en tu hogar. Dirígete a tus interruptores, y lleva a cabo una verificación. Los disyuntores de su acondicionador de aire deben estar claramente etiquetados. Colócalos y vuélvelos a encender, seguro que así sí funciona.

  1. El filtro de aire está obstruido

Siguiente parada: el filtro de aire. Si tu filtro de aire se obstruye con suciedad y desechos es normal que tu aire acondicionado no enfríe como debiera. Revisa tu filtro una vez al mes y cámbialo al menos cada 3 meses, incluso más a menudo si tiene mascotas, alergias o si viven muchas personas en tu hogar. Asegúrate de reemplazar tu filtro actual por uno del mismo tamaño.

  1. Tu unidad exterior está recubierta de suciedad

La suciedad no es la mejor amiga de un aire acondicionado. Si el condensador de tu aire acondicionado se encuentra fuera de tu hogar y expuesto al aire libre puede ser que se haya ensuciado demasiado por culpa del viento y la lluvia. Si hay demasiada suciedad, tu condensador no puede realizar el proceso de intercambio de calor de manera eficiente.

Hay cosas que puedes hacer para terminar con este problema como limpiar tu condensador regularmente con agua y jabón. Limpiar suavemente la suciedad de las aletas del condensador, teniendo mucho cuidado de que no se rompan y en temporada baja, asegúrate de que su condensador tenga una cubierta y que esté bien asegurado.

  1. Houston, tenemos un problema mecánico

Si bien el mantenimiento anual es una excelente manera para reducir su riesgo de averías mecánicas, éstas todavía pueden ocurrir. Un problema mecánico puede ser la razón por la que tu aire acondicionado no está enfriando correctamente Si sospechas de un problema mecánico, ¡llámanos!

  1. El refrigerante en tu aire acondicionado tiene fugas

Los acondicionadores de aire utilizan refrigerante de circulación continua para enfriar el aire. Normalmente, el nivel de refrigerante nunca cambia pero si se produce una fuga, ese nivel de refrigerante desciende, al igual que la cantidad de aire fresco que recibe. Las fugas de refrigerantes se pueden identificar por la acumulación de hielo, ruidos o una disminución notable en la eficiencia de enfriamiento.

  1. Tu aparato de aire acondicionado no se ha instalado correctamente

Un aire acondicionado no instalado correctamente no proporciona el aire frío que necesita de manera eficiente. Además también hay un aspecto que debes tener en cuenta, el tamaño de tu aire acondicionado también es importante. Si es demasiado grande o demasiado pequeño, no podrás enfriar tu hogar de manera eficiente.

  1. El conducto está goteando

Cualquier grieta o espacio en el conducto del aire puede provocar que el aire frío se filtre hacia afuera y por tanto no nos enfríe nuestra casa. ¡Toma nota!

 

aire acondicionado

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA
CON TU AIRE ACONDICIONADO?

¡CÁMBIALO!
Nosotros te ayudamos
close-link