Tipos de sistemas de refrigeración que debes tener en cuenta

Volver a Entradas
sistemas de refrigeración

Tipos de sistemas de refrigeración que debes tener en cuenta

Instalar un sistema de refrigeración adecuado se ha convertido en una inversión esencial en cualquier tipo de estancia, tanto sea una empresa, oficina como en una residencia privada. Con la llegada de las altas temperaturas, disponer de una temperatura agradable es primordial para disfrutar de una buena calidad de vida pero, ¿cuál elegir? Te contamos los diferentes sistemas de refrigeración que debes tener en cuenta. ¡Toma nota! (LEER MÁS)

El cambio climático existe, y de eso ya no cabe ninguna duda. Muchas cosas están cambiando en la tierra con esta amenaza medioambiental que amenaza gravemente a la humanidad, y entre ellas el aumento considerable de las temperaturas con veranos en España cada vez más calurosos y secos. Instalar un sistema de refrigeración es imprescindible para poder hacer frente a las sofocantes temperaturas que se avecinan en la parte central del año.

¿Cuál elegir?

Para escoger un sistema de refrigeración adecuado es imprescindible analizar las necesidades de cada espacio, cuánta gente está o reside en él, el tipo de negocio y, cómo no, el presupuesto con el que contamos. La elección de un sistema de refrigeración u otro dependerá mucho del contexto donde queramos instalarlo siendo el aire acondicionado y las bombas de calor domésticas las más habituales. Suelen instalarse con sistemas Split, con potencias que no superan los 12 Kw y con unidades tanto externa como interna.

Otra opción en sistemas de refrigeración son las opciones multisplit es decir elegir varias unidades interiores pero de diferente capacidad dependiendo de la habitación donde queramos instalarla. Éstas vienen con unidad exterior en la que se sitúan tanto el compresor como el condensador, y otra interior que se instala en la zona a climatizar con un evaporador.

Pero no solo existen estos sistemas de refrigeración, no podemos dejar de lado las enfriadoras y bombas de calor industriales que obviamente son de un tamaño mayor pero también con mayor capacidad de climatización. Éstas están diseñadas para superficies de mayor tamaño y aunque gastan más también podemos ahorrar en ellas. Existen sistemas centralizados aire donde la refrigeración se realiza directamente por este medio, los sistemas centralizados aire y agua donde una o varias bombas de calor enfrían o calienta agua según cual sea su modo de funcionamiento. Y, por último, los sistemas centralizados de cassette que se usan en locales comerciales u oficinas donde no se pueden instalar sistemas centralizados.

En este sentido dicha máquina se instala en un falso techo y se tapa con un elemento decorativo que recibe el nombre de cassette. Su instalación es más sencilla pero eso sí tiene menor eficiencia energética. Y por último en sistemas de refrigeración existen las torres de refrigeración que se utilizan a gran escala con la finalidad de refrigerar a temperaturas muy altas. Su uso es más habitual en procesos industriales en los que se produce agua a alta temperatura y que necesita ser enfriada.

Compartir publicación

Volver a Entradas

TIENES ALGÚN PROBLEMA CON TU CALDERA?

¡CÁMBIALA!
Nosotros te ayudamos
close-link